Origen y concepto

El Cajigal de Quintana es un caserón de 1941 que originariamente fue casa de ganaderos.  los materiales originales se trajeron en el Tren de la Robla (línea de vía estrecha más larga de Europa Occidental, con 335 km., que une León con Bilbao; ampliar información en la sección Enlaces) de los pueblos anegados por el embalse de Arija, por eso las vigas son viejas y originales. En el año 1999 la familia Villate Ruano la adquiere y comienza una rehabilitación que dura casi dos años. La estructura original tenía intacto el establo, con su portón de ganado, su comedero y su pocilga o borcil para el "chon" (nombre con el que se denomina en la zona al cerdo), así como una troje (granero doméstico donde se almacenaban cereales, legumbres y frutos secos). Igualmente conservaba detalles típicos de la arquitectura local como el revoco en blanco, la doble ventana de madera, los suelos de ladrillo hidráulico o la cocina de carbón. La rehabilitación y transformación de la casa ganadera en moderna casa rural  se hizo conectando de manera equilibrada pasado y presente, respetando los elementos originales y fusionándolos con las necesidades actuales. Los techos, los pilares y la escalera han podido conservarse casi íntegramente.

En el interiorismo y decoración también se ha apostado por el rescate de elementos autóctonos, recuperando la propietaria Inma muebles y complementos de caserones de los valles más cercanos con delicadas técnicas de restauración.

En definitiva, El Cajigal de Quintana ha querido hibridar la autenticidad pretérita con la funcionalidad presente para brindar a sus huéspedes un alojamiento auténticamente rural con el máximo confort y comodidad.

 

Novedades y Ofertas

El Cajigal en

Top Rural

Guía Michelín 2011-2